El segundo Dividendo Digital afectará a unos 850.000 edificios de viviendas en España