Los nuevos sensores inteligentes y autónomos revolucionarán el entorno IoT